Usos más comunes de la rafia agrícola

Conocimientos básicos sobre los usos modernos de la rafia agrícola

La rafia agrícola es una de las técnicas más antiguas en el proceso de cultivo de cualquier vegetal. Inicialmente es una técnica que se ha empleado desde la colonia, siendo un sustituto del yute, para mantener la estructura de las plantas.

Aunque antes se empleaba la misma planta actualmente contamos con una fibra natural mezclada con elementos sintéticos que se emplean para los procesos de tutorados tales como el tutoreo de pepinos y otros vegetales.

Hoy en día la rafia es usada como guía en el correcto crecimiento de algunos tipos de cultivos y huertos como chiles, pepinos, siendo la más conocida la rafia para tomates, por su uso común no solo entre aquellos que realizan bricolaje, sino todos aquellos a los que nos gusta un poco la botánica y/o buscamos tener nuestros huertos.

tutoreo de pepino con rafia
Cultivo de pepinos en invernadero con tutoreo de rafia.

Rafia aérea o de invernadero

 

Para aquellos que están iniciando en este mundo es una de las técnicas más simples y fáciles de aplicar en nuestros huertos caseros ya que nos permite mantener la tensión en nuestros vegetales, protegerlos de plagas o enfermedades, de una nutrición inadecuada, controlar a voluntad la humedad, limitar el crecimiento a los espacios que usemos pero principalmente para reducir el estrés de controlar sus plantas y su entorno.

Para lograr esta técnica con el vegetal de nuestra preferencia debemos realizar el amarre de la rafia en la parte superior del techo de nuestro huerto. Esto lo podemos lograr al atar la rafia por medio de un alambre o realizando pequeños nudos para crear un efecto de cascada o lluvia hacia la base de nuestro huerto.

rafia tutora
La rafia es mas eficaz en plantas de enredadera para evitar que se dañe.

Con este efecto cascada de los hilos de la rafia podemos ir extendiéndolo a la base del cultivo, este sistema lo empleamos cuando queremos desarrollar ciclos largos del cultivo, cuando queremos que nuestra planta tenga un crecimiento natural sin forzar sus tallos como en el caso de los tomates. Sin embargo el uso más común para la rafia es para el tutorado de plantas tipo enredaderas.

Para la inmovilización de la rafia en la parte inferior lo realizamos cavando un pequeño hueco cercano, enterramos el extremo final en el suelo al lado de la planta. También podemos efectuar un lazo amplio sobre la planta, con esto conseguiremos que cuando el tallo engrose no se estrangule o mediante la colocación de unas pinzas especiales conocidas como anillos de tutoreo.

Debemos recordar al aplicar esta técnica recurrir al despunte de la planta por encima de la cuarta hoja, indistintamente del vegetal en el que se emplea la rafia, es importante realizar un despunte para que las hojas que van muriendo no afecten nuestro cultivo a medida que van avanzando los brotes en particular a partir del segundo y tercer brote de nuestra planta.

rafia agricola
En el momento de enganchar las plantas es importante mantener un cuidado de no tensarlas o jalarlas para no dañar la planta.

A medida que avance su desarrollo de forma habitual enrollaremos la planta alrededor de la rafia en el sentido de las agujas del reloj.  En caso de requerirlo también se pueden emplear los anillos de tutoreo mencionados anteriormente que sujetan la rafia para abrazar el tallo de la planta, cuando realicemos esta maniobra eliminaremos de forma simultánea con mucho cuidado de no lastimar la planta los brotes axilares. Es importante que éstos brotes no sean excesivamente grandes cuando los vayamos a eliminar, así como no realizarlo en períodos de alta humedad relativa ya que las heridas que producimos son puntos de entrada de enfermedades como Botrytis cinerea.

Rafia agrícola para tutoreo

Otra de las técnicas más comunes en la que la rafia es empleada es el tutoreo de vegetales cuyos tallos son enredaderas. Se suelen armar mallas, sistemas cascadas o como refuerzo de los tutores, al amarrar la rafia a la estructura para el tutoreo, regularmente suele ser de acero galvanizado para tener un menor desgaste en el invernadero.

Esta técnica es beneficiosa al combinarla con la rafia agrícola, en especial para las plantas tipo enredaderas ya que les permite un mayor aprovechamiento de la luz, desarrollar mejor sus frutos ya que se obtiene un mayor rendimiento por unidad de superficie.

La rafia suele fijarse en algunos casos a una tuerca de acero o por medio de un nudo en el tutor, este debe ser lo justamente tenso para mantener tensa la rafia sin romper la planta. En el momento de enganchar las plantas es importante mantener un cuidado de no tensarlas o jalarlas, para evitar en el futuro que no se caigan con el peso que se genera por hojas y frutos principalmente.

rafia agricola
La rafia permite un mayor aprovechamiento de la luz, desarrollar mejor sus frutos.

A continuación el gancho debe tener suficiente rafia, generalmente debemos emplear entre 2 a 4 metros aproximadamente según sea el cultivo, para prevenir inconvenientes como la falta de esta o su estrechez durante el crecimiento de la planta. Para culminar en el tallo de las plantas, se coloca el anillo para tutoreo el cual esta sujetado por la rafia que baja del gancho para tutoreo.

Utensilios que suelen emplearse con la rafia agrícola 

Dependiendo del ambiente donde usemos nuestra rafia una de los mejores utensilios que podemos emplear para mejorar nuestro cultivo es la pasta de raíz de kuzdu. El untarla alrededor de la rafia sirve para estimular los nutrientes de nuestro cultivo al regarlo.

La herramienta más común empleada junto a la rafia agrícola es el anillo para tutoreo, este es un protector para el tallo, de esta manera no la amarramos directamente a la planta y evitamos daños como heridas al tallo que pueden generar infecciones.

Anillo agricola
El anillo agrícola junto con la rafia se obtienen mejores resultados, pues le brinda mayor soporte y seguridad a la planta.

La tuerca de acero es un utensilio típico del tutoreo, también conocido como nudo, se encarga de fijar el cable de acero galvanizado, es común en algunos huertos amarrar la rafia a esta tuerca para mantener un amarre homogéneo.

El gancho para tutoreo es el mayor aliado de la rafia agrícola, ya que sirve para enredarla planta por planta durante todo el ciclo, de esta manera solo damos vuelta al gancho para sacar la rafia que necesite la planta al momento por el crecimiento que ha generado.

En resumidas cuentas hoy en día hay muchas variantes de este sistema, hemos evolucionado desde aquellos días del uso de hojas de rafias a las actuales que contienen materiales anti rayos UV de alta calidad que llegan a aseguran sostener nuestros cultivos durante varios ciclos, sin pudrirse o romperse como la antigua rafia.

Los invitamos a que hagan el intento y usen en sus huertas la rafia agrícola, ¡Luego nos cuentan cómo les fue!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *